domingo, 20 de enero de 2013

CESTITAS DE MORCILLA, PIÑONES Y HUEVO DE CODORNIZ

Un entrante, o aperitivo de lo más original y rico. 
Lo suyo es hacerlo con una morcilla que hay que ya lleva los piñones incoporados, pero yo no tenía y bueno, también salen muy ricas así.

INGREDIENTES

· Morcilla de piñones (esta es de Burgos)

· Piñones (si utilizas la de Burgos)
· Huevos de codorniz
· Obleas de empanadillas
· Moldes
· Cebolla
· Aceite

PREPARACIÓN

-Precalentar el horno a máxima potencia.
-Picar muy pequeña la cebolla y pocharla en una sartén con el aceite, de oliva claro.
-Quitar la piel a la morcilla y desmenuzarla.
-Cuando la cebolla esté bien pochada, añadir los piñones, y saltearlos, entonces agregamos la morcilla y dejamos que rehogue todo junto, hay quien le pone un poco de nata o de leche, eso ya va en gustos, y reservamos para que enfríe, yo suelo escurrir en un colador, por si tiene exceso de aceite.
-Colocar las obleas en el molde elegido, bien flaneras o moldes de silicona de las magadalenas o lo que queráis, y vamos poniendo dentro el relleno, hasta arriba, haciendo una hueco en el centro para que quepa el huevo, ponemos uno en cada molde y al horno, a 180º unos 5-10', controlando, sacar de los moldes y servir.
Idea de presentación
El relleno

 Si sobra relleno y obleas y no queréis hacer más cestitas, pues....empanadillas, y si queréis que sean un poco más "light" pues hornear en vez de freír...


¡¡¡ON EGIN!!!

2 comentarios:

  1. Muchisimas gracias, ésta cae seguro, que buena pinta

    ResponderEliminar
  2. Por aquí también gustan mucho...gracias!!!

    ResponderEliminar